Tate presenta una rara oportunidad de experimentar dos de las Infinity Mirror Rooms de Yayoi Kusama. Estas instalaciones inmersivas nos transportan a la visión única de Kusama de reflejos infinitos.

Infinity Mirrored Room – Filled with the Brilliance of Life es una de las instalaciones más grandes de Kusama hasta la fecha y se realizó para su retrospectiva de 2012 en la Tate Modern. Se muestra junto a Chandelier of Grief, una habitación que crea la ilusión de un universo ilimitado de candelabros de cristal giratorios.

Una pequeña presentación de fotografías, algunas en exhibición por primera vez, proporciona un contexto histórico para el fenómeno global en el que se han convertido hoy las habitaciones con espejos de Kusama.

Nacida en 1929 en Matsumoto, Japón, Kusama llamó la atención por sus acontecimientos en la Nueva York de los años sesenta y una práctica artística de amplio alcance que ha abarcado la instalación, la pintura, la escultura, el diseño de moda y la escritura literaria. Desde la década de 1970 vive en Tokio, donde continúa trabajando prolíficamente y con reconocimiento internacional.

Fuente: https://www.traveler.es