La pieza forma parte de la primera muestra de un español en The Noguchi Museum y fue elaborada con más de 680 pequeñas piezas de madera

escultor jorge palacios