La imagen puede contener: 1 persona, de pieLa imagen puede contener: 1 persona, interior

La imagen puede contener: 1 personaLa imagen puede contener: 2 personasLa imagen puede contener: 1 persona, primer plano

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

La infanta Margarita Teresa de Austria o de Habsburgo, fue muy retratada, sobre todo por Velázquez, ya que era pintor de Corte de su padre el rey Felipe IV.
El motivo principalmente era el seguimiento de la evolución de la niña por parte del que sería su suegro, el Emperador de Austria Fernando III, que a su vez era su abuelo materno, ya que su madre Maríana de Austria habia sido casada con su tío el rey Felipe IV. A su vez la infanta Margarita había sido prometida desde su nacimiento a su tío carnal por parte de madre Leopoldo (futuro emperador Leopoldo I de Austria).. ¿Cómo iban a tener los Austrias hij@s sanos con tanta endogamia?…
El primer retrato de la Infanta Margarita que enviaron a la Corte austriaca fue cuando la niña contaba con 2 o 3 años. Velázquez la pinta vestida de rosa y plata.
La pequeña Infanta estaba destinada a ser madre de un heredero y peón de una partida dinástica. Su futuro era unir a las dos ramas de los Habsburgo: la de Austria y la de España. Distanciadas tras la firma de la paz de Westfalia.
En 1656 la pinta como protagonista en el retrato «la familia de Felipe IV,» más conocido como «Las Meninas». La infanta tenía 5 años. Ese mismo año la retrata con el mismo vestido, y el retrato es también enviado a Viena.
En 1659 Velázquez la pinta con vestido azul y oro, ya tiene 8 años. Este cuadro también es enviado a la Corte de Austria. El pintor y yerno de Velázquez Juan Bautista Martínez del Mazo hace una copia..
Velázquez muere en 1660 y Martínez del Mazo ocupa su cargo como pintor de Corte y la retrata en 1663 con traje rosa. Haciendo dos versiones; una de las cuales afortunadamente se quedó en España (se expone Museo del Prado) y la otra se vuelve a enviar a Viena.
Martínez del Mazo la vuelve a retratar en 1666, ya había muerto su padre; el rey Felipe IV y la infanta Margarita, ya tiene 15 años. Posa de negro, triste, en uno de los salones del Alcázar de Madrid. Éste queda en España y también se expone en el Museo del Prado. Es una de las últimas obras de Martínez del Mazo pues fallecía en 1667, tan solo siete años después que su suegro y maestro Velázquez.
Cuándo muere el rey, Margarita aún no se ha casado, éste lo había ido retrasando en espera de la evolución de su enfermizo hijo y heredero al trono Carlos II.
Y llega el momento…

https://www.facebook.com/groups/270046423151219/permalink/999996910156163/