Esta proporción se encuentra en muchos elementos de la naturaleza, como el cuerpo humano, las plantas o los animales. También existen numerosos ejemplos de su uso tanto en la arquitectura y el arte, como en el diseño.